6 de marzo de 2010

Para siempre.

Cuando murió el ocupante de la tumba, su esposa encargó esta escultura como expresión de su amor por él.




3 comentarios:

  1. Que curioso tributo, muy bello y original
    Muaack!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. tributo a la inmortalidad del amor?? eso será cierto??

    besos.

    ResponderEliminar